El Enebral de Hornuez (Segovia)

En la localidad de Moral de Hornuez se encuentra uno de los sabinares mejor cuidados de España y en el que, según cuenta una leyenda, apareciose la virgen a un grupo de pastores trashumantes que quisieron hacer fuego para pasar la noche. Tras muchos intentos no pudieron prender ninguna leña cuando se dieron cuenta que la mismísima virgen se lo impedía, la virgen se les apareció en forma de talla resplandeciente apagando los fuegos para proteger aquel bosque. Por ello, se construyó la Ermita de la Virgen Milagro de Hornuez.

Ermita de la Virgen de Hornuez. .

Ermita de la Virgen de Hornuez o Santuario de nuestra señora de Hornuez.
Éste lugar es un auténtico paraíso natural muy cuidado por los habitantes de Moral de Hornuez. Se le llama también área recreativa de Moral de Hornuez, ya que han instalado numerosas mesas entre las sabinas, y además, en las praderas han puesto columpios y toboganes para que los más pequeños disfruten de un precioso día de campo.

Zona recreativa.


Bancos de madera situados bajo la sobra de los árboles.


Numeroso columpios, torres y toboganes hacen las delicias de los niños.
¿Enebros o Sabinas?

El nombre de Enebral es muy utilizado por los segovianos para llamar también a las sabinas, sin embargo,aún siendo de la misma familia (Juniperus), el Enebro posee una hoja que pincha u hoja acicular y que es la que diferencia al Enebro de la Sabina, con hoja no punzante.

Estas Sabinas tienen centenares de años y quizás, algún árbol sea milenario. ¿Sabeis que significa? pues que han sobrevivido a numerosas guerras y desastres naturales y por tanto merecen todo nuestro respeto. Por lo que no debemos dañarlos ni dejar basuras en la zona. Para ello existen numerosos contenedores donde dejar nuestros desperdicios.

En el año 2010 un fuerte vendaval derribó uno de estos gigantes y en la actualidad puede verse su impresionante tocón.

Sabina de casi 600 años.




Sabina centenaria tumbada por el viento. | Teresa Sanz
La misma sabina anterior derribada por el viento.


Hoy podemos admirar el impresionante tocón que aún se conserva de aquel maravilloso árbol.

Es un lugar precioso, en plena naturaleza, un bosque donde podremos disfrutar de un día de campo con paseo, juegos y por qué no, observando pájaros y otros animales que por allí habitan.

Los árboles con sus ramas alocadas atraen la atención de los niños.

Además hay un estanque con peces y ranas, que, si esperamos en silencio y sin movernos, podremos observar sin molestar.

Estanque con peces.

Rana en el estanque.

Araña junto a una captura.
Aunque existen fuentes en la zona, hay carteles que indican que es agua no tratada, no mencionan que es agua no potable. Entendemos que simplemente es agua natural proveniente de manantiales. Nosotros bebimos sin abusar por si acaso, siempre es mejor contar con la cantidad de agua adecuada para pasar el día.


Una de las fuentes de la zona.
Este paraje es sin duda, una delicia de los niños, les invita al juego, a explorar y observar  elementos del paisaje como nidos, pequeños animales, insectos, madrigueras...etc.


Los peques van a explorar el lugar.

Recordamos que es un espacio natural que debemos cuidar y respetar. Tiene contenedores para tirar los desperdicios.


Esperamos que os haya gustado. Hasta la próxima.

4 comentarios:

  1. Nunca pretendimos ser originales ni pretenciosos. El título de la página es, de hecho, un homenage al famoso naturalista Gerald Durrel y su gran libro.
    Considere hacer lo oportuno si con ello es usted más feliz.

    ResponderEliminar
  2. wooooooow!! Increible este articulo! Por cierto, me gustan muchos los animales, de hecho tengo un blog de estos. Se los recomiendo mucho https://animales513.wordpress.com/.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la información. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Muy buena información, qué lugar más hermoso.

    ResponderEliminar