Las Dehesas de Cercedilla (Madrid)

Hace mucho tiempo, cuando subimos al collado de la Fuenfría por la Calzada Romana, descubrimos este lugar, y ya por entonces se nos quedó grabado que aquel sitio era ideal para ir con la familia y sobre todo con los peques (pensando en nuestros sobrinos). 

Dehesas de Cercedilla.
Pues bien, nos llegó el turno y ahora somos nosotros con nuestro pequeñín quienes hemos disfrutado de éste maravilloso lugar. Además nos han acompañado mi hermana, el cuñaaao y nuestros sobrinos de 3 y 7 años.

Pensando en los padres, podemos afirmar que Las Dehesas de Cercedilla es el lugar perfecto para llevar a los niños. Son el punto de partida de numerosas rutas, cortas y largas (incluso hay una para hacer con carrito de bebé), y por si solas Las Dehesas son un lugar para hacer un día de picnic.

Existe la posibilidad de hacer una ruta con carrito de bebé.
Éste lugar se encuentra en la localidad de Cercedilla, a una hora en coche desde Madrid, aunque si no disponemos de coche existe estación de Cercanías-Renfe.
Para acceder a Las Dehesas tenemos que tomar la carretera M-622 desde el pueblo de Guadarrama. Una vez que estemos próximos a la estación de tren de Cercedilla seguiremos las indicaciones de "Las Dehesas" y continuaremos hasta las zonas de aparcamiento (que son el final de la carretera). Como siempre, recomendamos llegar temprano por eso de aparcar, más que nada porque las plazas de parking son limitadas. Nosotros, por temas ajenos a nuestra voluntad (véase pequeño con muelas saliendo), llegamos a eso de las 11:00 y pudimos estacionar el coche sin problemas. Teniendo presente que era festivo (Jueves Santo) no estuvo mal.

A continuación se muestra el mapa con las rutas posibles para hacer andando. Cada color es una ruta y para no confundirnos la señalización de cada ruta sigue el mismo patrón de colores, que aunque obvio, no siempre es así.

Baja el mapa pinchando aquí. Mapa del Valle de la Fuenfria.
La ruta para hacer con carrito de bebé es la de color negro (pista forestal) que sale del parking situado más al norte (Parking letra H). Esta ruta alcanza el collado de la Fuenfría pasando por Los Miradores. Es una subida prolongada pero con poca pendiente.

Pista forestal. Ruta perfecta para los carritos de bebé.
Otra opción si llevamos carrito de bebé es quedarse directamente en las praderas situadas al lado del aparcamiento que están genial. Además hay muchas mesas de merendero por la zona, recomendamos dar una vuelta y elegir la que más nos guste. Hay algunas que están muy bien colocadas entre los árboles con mucha sombra.

Echando un primer vistazo al entorno.
La ventaja de éstas praderas son que los más pequeños (1-3 años) pueden caminar sin peligro de lastimarse. Es el sitio perfecto para el aprendizaje durante sus primeros pasos: suelo blando, sol-sombra, y muuuuucho espacio disponible para correr y jugar.

Junto a los aparcaminetos está los merenderos.
Para más comodidad hay baños públicos que están bastante limpios y además hay un bar-restaurante (Restaurante Casa Cirilo).

Servicios públicos al lado del Parking.
Para los niños de más edad y con potencial andarín, hay rutas muy aconsejables que no tienen mucha dificultad (+6 años), entre ellas: la Ruta de la Calzada Romana . Es la más empinada si cabe, pero de corta duración (unos 7 km ida-vuelta) y el objetivo muy atractivo: el Puerto de la Fuenfría.

Nosotros por error tomamos la pista de la calzada Romana (señalizada con puntos blancos) y como íbamos equipados con mochila portabebés decidimos continuar por la calzada romana. Eso si, el peque pasó del cochecito al portabebés y tuvimos que llevar el cochecito a cuestas entre dos....una odisea. (Ésta senda es imposible para carrito)

Puente del Descalzo. Inicio de la Calzada Romana.
Panel informativo.

Calzada Romana. Inviable para cochecito de bebé

Y después del esfuerzo llegamos a la Pradera de la Fuenfria, sitio perfecto para realizar un receso, disfrutar del paisaje, respirar y tomar unas viandas.

Pradera de la Fuenfría

A partir de ahí continuamos nuestro paseo por la pista forestal (ideal para cochecitos de bebés ya que es ancha y con un firme muy bueno).

Subiendo hacia el Puerto de la Fuenfría por la pista forestal.

Nuestro objetivo inicial era alcanzar el Puerto de la Fuenfría, pero no pudimos, solo llegamos hasta "la Ducha de los Alemanes", el dolor de muelas del peque nos lo impidió. Así es que dimos media vuelta y decidimos pasar el resto del día en la "pradera de la Fuenfría".

Con el cochecito del bebé.

Los peques aprovechando para jugar y disfrutar de los saltos de agua y manantiales.

Inicio de la senda "Ducha de los Alemanes" y punto final de nuestro paseo.


Aprovechamos para jugar con los peques.

Cualquier rincón les sirve de juego.
Haciendo el "ganso". Jumping photo caption.
Descenso hacia las dehesas, esta vez por la pista forestal.
Los pinos hacen que el paseo sea muy agradable.
Siete Picos.
Un arrendajo se deja fotografiar.

Además, si queréis emociones algo más fuertes, los niños pueden disfrutar de un día de aventuras realizando tirolina, caminando por puentes de madera colgantes, tibetanos, tiro con arco...etc. visitando el complejo: Aventura Amazonia., que se encuentra situado aquí mismo, exactamente al lado del parking E.

Nosotros volveremos muchas veces a este maravilloso lugar porque las posibilidades para disfrutar con niños son infinitas.

Hasta la próxima!.