Salto de Poveda y Laguna de Taravilla (P.N. Alto Tajo, Guadalajara)

Otra ruta de las muchas que tiene el Parque Natural del Alto Tajo es la del salto de Poveda y laguna de Taravilla.

El salto de la Poveda es un azud (presa) construido para la generación eléctrica, actualmente está en desuso e incluso parte de la estructura se ha desmoronado. Muy cerca de este lugar se encuentra la laguna de Taravilla, que pasaremos a verla sin desviarnos de la ruta.


Mapa de la ruta.
Como mostramos en el mapa superior la ruta puede ser larga (12 km) o corta (4.5 km), dependiendo de nuestras ganas de andar. El inicio de la ruta larga se encuentra en una desviación de la comarcal CM-210 (sentido Poveda de la Sierra), justo en el puente sobre el Tajo. Hay un parking muy pequeño a mano izquierda y una caseta de información y turismo (diminuta y de madera). Nosotros decidimos dejar el coche ahí y continuar a pié hasta el punto de inicio de la ruta corta (unos 3.5 km). Estos km se andan por una pista de tierra muy ancha por la que pasan coches.

Vista 3D de la ruta (Google Earth)
Si queremos evitar este tramo de pista podemos entrar con el coche directamente hasta el punto de inicio de la ruta corta (exclusivamente a pié), señalizado con un cartel en el lado izquierdo de la pista forestal.
El inicio de la ruta comienza con un tramo de escaleras que descienden al un puentecillo de madera que vadea el río Tajo permitiéndonos alcanzar su margen derecha y continuar por un sendero bien marcado que gira a la derecha.
 
Inicio de la ruta del Salto de Poveda (ruta corta). Primer vado del río Tajo.
Nada más empezar el paseo la vegetación se hace más frondosa y exuberante. La senda es clara y se sigue fácilmente.

Existen paneles interpretativos sobre la geología. En este caso coincide parcialmente con la Georuta 7 del parque.

El primer tramo hasta la laguna de Taravilla transcurre por la margen derecha del río (el río lo dejamos a nuestra derecha).

Este es, sin duda, el tramo más interesante de la ruta, las pequeñas subidas y bajadas y la frondosidad de la vegetación la hacen muy divertida.

Senda a seguir.

Pequeñas subidas y bajadas salvan pequeños arroyos.


Al poco tiempo alcanzaremos  el mirador, desde donde veremos por primera vez nuestro destino: el salto de Poveda!

Mirador salto de Poveda
Foto de rigor.

Nosotros nos aventuramos a subir por lo que queda de la presa para contemplar la caída de agua desde cerca.

Foto del salto desde la presa.
Aunque parezca peligroso, el muro de la presa tiene un ancho más que suficiente para pasar sin peligro alguno.

Poza de aguas transparentes después del salto.
Continuamos por la senda y ahora toca subir un pequeño repecho intenso pero muy corto que nos lleva a la pista forestal que enlaza con la Laguna de Taravilla.
En la foto de abajo se puede observar que la laguna está actualmente en un claro proceso de colmatación, los sedimentos procedentes de las laderas se depositan poco a poco en los márgenes de la laguna y la vegetación palustre favorece el proceso de generación de suelos. En unos miles de años la laguna no existirá y se convertirá en una pradera que los árboles irán colonizando.


Vista panorámica de la Laguna de Taravilla.
Al alcanzar la pista giramos a la derecha hasta llegar al nivel de la laguna y seguimos hasta que nos crucemos con otra pista que sale a la derecha para de este modo, alcanzar el nivel del río y llegar al puente colgante.

Puente colgante sobre el río Tajo

El agua en esta zona es tan turquesa que bien merece unas cuantas fotos.

Debajo del puente colgante hay una playa arenosa donde mojarse los pies o darse un baño.
Pasado el puente

Continuamos por la senda (bien marcada como se aprecia en la imagen).

Mirador para contemplar un precioso anticlinal.

Al lado de la presa hay una formación rocosa que utilizamos para el receso.
El entorno no puede ser más agradable. El ruido del agua, los pajarillos...

La poza es muy atractiva para el baño.
Para volver tomamos la pista y volvemos por la margen izquierda. El regreso es un poco más aburrido pero al menos el desnivel es inexistente y está al resguardo del sol por la frondosidad de las copas de los árboles.

Recodar que estamos en un espacio natural que debemos cuidar y proteger. Todo lo que llevemos, lo traeremos. No hay que dejar desperdicios en el monte.

Hasta la próxima!.






4 comentarios:

  1. muy buena ruta!!
    hasta la próxima

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por la información, este fin de semana iremos un grupo de adultos y niños a visitar la zona y haremos la ruta corta para que no se nos cansen los pequeños.
    Después de ver vuestras fotos ya estoy deseando conocerlo por mi misma. Mònica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica. Es una zona muy recomendable para los peques. Hay un pelin de desnivel pero no se hace largo. Anuncian un fin de semana con un tiempo perfecto. Nos gustaría, si no tienes inconveniente que nos enviases alguna foto. Puedes ponerla en nuestra página de facebook o enviarla por correo: blogdemifamiliayotrosanimales@gmail.com. En esa zona el otoño es más temprano y es probable que el bosque de rivera esté con todo su esplendor de colores otoñales.
      Mil gracias por tus comentarios y que disfrutéis muchísimo.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Una pinta muy interesante. Tiempo despues de ti, nosotros vamos a conocerla.

    ResponderEliminar