De la Ermita de Hontanares al Puerto de la Quesera (Segovia)

Ruta con todo el encanto de la alta montaña pero sin dificultad técnica, solo es necesario un poco de capacidad física. Aunque lo presentamos como un recorrido lineal, y en principio es necesario llevar dos vehículos, también se puede realizar la variante ida-vuelta partiendo de la Ermita de Hontanares (es más entretenida que desde el Puerto de la Quesera).

Los rincones de esta ruta sorprenden a cada paso.
Desde hace unos años nuestro amigo Agus y yo veníamos rondando la idea de hacer la cresta desde la ermita de Hontanares hasta el Puerto de la Quesera (unos 12 km). De hecho, realizamos dos intentos que resultaron ser infructuosos debido a las condiciones meteorológicas. Por fin el otro día pudimos cuadrar agendas y hacerla. Consulta los datos de la ruta en nuestra página de wikiloc.



Antes de describir el itinerario conviene saber algunos datos de interés:

Distancia 11.6 km.
Desnivel 622 m (1422-2044 m).
Desnivel acumulado 899 m subida.
Duración: 4 horas (sin receso para comer, sólo con paradas esporádicas).
No hay fuentes. Sombra al principio del recorrido, después las que dan los escarpes rocosos. En verano es recomendable comenzar a primera hora de la mañana. Está muy bien señalizada con hitos/mojones aunque siempre se debe llevar mapa o gps. No tiene dificultad técnica (no existen pasos peligrosos).

Vista 3D de la ruta. Google Earth
Llegamos a las 8 a.m para dejar un coche en el punto final de la ruta pasado el puerto de la Quesera y con el otro nos fuimos a la ermita a unos 20 minutos de distancia. A la ermita se accede por el área recreativa de la Ermita de Hontanares donde existe parking y además es un lugar perfecto para comer (por si se decide no comer durante la marcha).

Área recreativa de la Ermita de Hontanares.
Después de revisar las mochilas y comprobar que no faltaba nada comenzamos la ascensión por detrás de la Ermita de Hontanares junto al restaurante "La ermita de Hontanares", que por cierto abre los fines de semana.

El primer tramo es un poco duro, puesto que se sube rápidamente de cota aunque la parte positiva es que se hace atravesando en primer lugar un pinar y después un robledal, en el que los helechos y el musgo son los protagonistas.

Después del pinar nos adentramos en un frondoso robledal.
En poco tiempo llegamos al Collado de la Fuente cuyo nombre hace referencia a la Fuente de las Tres Gotas donde, según la creencia popular, se apareció la virgen de Hontanares (ahora vas y lo cascas).

Vista hacia el norte desde el Collado de la Fuente.
Aunque la pradera invita a una parada, conviene no demorarse mucho y seguir ascendiendo, eso si, esta vez hacia el sur siguiendo la cuerda de la montaña.

Subiendo hacia el pico Merino. La vegetación y las rocas estan siempre presentes.
Los siguientes repechos no son tan fuertes como el inicial y la cosa comienza a animarse, pasos entre rocas, senderos un poco aéreos con vistas hacia el arroyo del Espinar...y claro, no podemos evitar parar cada dos por tres para contemplar el paisaje.


Arroyo del Espinar.
Superado el segundo repecho, pasamos por un collado donde se nos presenta un resalte rocoso, El Pico Merino. De apariencia infranqueable pero nada más lejos de la realidad.

Primer resalte rocoso de la ruta: Pico Merino.
Este primer resalte lo sorteamos por su lado izquierdo, según sentido de la marcha (por el este). Para ello avanzamos por el camino que nos guia por corredores rocosos con pequeñas subidas en las que hay que usar las manos, ya que son pasos un poco aéreos.

Subida al Pico Merino.

Mirando hacia atrás.

Corredores rocosos hacen de la ruta un deleite.
Vértice geodésico de Pico Merino (1799 m)

Foto de rigor en el vértice geodésico de Pico Merino

Ascenso a Cerro Gordo desde el Pico Merino.


Calentados los motores, continuamos ascendiendo hacia el cerro Gordo.


...se hace camino al andar.
Antes de alcanzar el alto del cerro Gordo hay que pasar por pequeñas subidas y bajadas.

Cerro Gordo.
Valle del río Riaza.
Camino de La Buitrera.
Vértice geodésico de la Buitrera, un halcón se nos adelantó.
Valle del río Lillo y Hayedo de Tejera Negro desde el pico Buitrera.
En este punto se observa el Hayedo de la Tejera Negra a nuestros pies, es una pasada.

El nombre del pico se debe a....

Los buitres aprovechando las primeras térmicas del día.

Foto de rigor junto al vértice del Pico Buitrera (2044m)
Panorámica hacia el sur desde el Buitrera
Escarabajo pelotero, alucinante.

Las vistas aéreas no dejan de sorprender.

Las culebras se esconden a nuestro paso.
Pizarras y cuarcitas paleozoicas forman el relieve.
La senda atraviesa lugares singulares.
Continuamos camino por el Alto de Parrejón
Pasado el collado de la Pedrosa alcanzamos un paso abierto en un vallado con postes de madera y realizamos el descenso al punto final de la ruta.
Lástima que estos últimos pasos sean un poco ingratos, el camino es practicamente un canchal de piedras sueltas que obligan a no bajar la guardia.

El tramo final discurre por un camino muy pedregoso.
Después de 4 horas alcanzamos el punto final del recorrido (incluyendo paradas).

Volviendo la vista atrás.
Después de esta impresionante caminata y con los objetivos sobradamente cumplidos, nos dirigimos al área recreativa de la Ermita de Hontanares para descansar y calmar nuestros estómagos.

Cómo dice Agus: El Bodegón.

En fin, es la hora de yantar. Los ibéricos que no falten.

No se puede encontrar un sitio mejor para descansar.
Pues aquí se acaba está interesante y recomendable ruta por la sierra de Ayllón.

Hasta la próxima, sed buenos.

2 comentarios:

  1. la hemos hecho dos veces y nos encanta.vamos a por la tercera desde la pedrosa a hontanares.
    otra cosa, creo que a lo que llamas culebra puede ser una vibora por la forma del cuerpo, le visteis la cabeza?
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, a nosotros tambien nos ha encantado, de hecho la repetiremos seguro. En otoño tiene que ser una pasada.
      Podrías decirnos cual es la ruta desde la Pedrosa a Hontanares? no conocemos el itinarario.
      Respeto a la culebra-vibora no te puedo decir con seguridad, creemos que era una culebra escalera, pero no llegamos a tiempo de verle la cabeza.
      Muchas gracias por dejar tu comentario.

      Eliminar