La Vía Verde de La Jara (Toledo)

Las Vías Verdes son antiguos trazados ferroviarios en desuso, acondicionados para la práctica del cicloturismo y el senderismo. Son recorridos sin casi pendiente, alejados del tráfico motorizado, que atraviesan paisajes preciosos.

La Vía Verde de La Jara se encuentra en la provincia de Toledo, entre las localidades de Calera y Chozas, y Santa Quiteria.
Vía Verde de La Jara (fuente viasverdes.com)

La historia y la ficha técnica la podéis encontrar en la web de las Vías Verdes: Vía verde de la Jara. El mapa lo podéis ver a la derecha. Tambien podéis consultar la web: Viaverdedelajara.com.
Es un vía sin apenas desnivel (250m en 52km...esto es casi llano) por tanto asequible para todos los públicos. Aunque es una vía larga no es obligado hacerla entera del tirón, existen un montón de  combinaciones posibles para disfrutarla en más de una ocasión.
Nosotros la hemos realizado en bici (mountain bike) parcialmente en dos ocasiones y en ambas decidimos salir desde el apeadero de Aldeanueva de Barbarroya (km 20 del recorrido).

Acceso al parking del apeadero.
En la primera ocasión decidimos pasar el fin de semana pedaleando por la vía, para lo cual nos alojamos en Casa rural La Era en Aldeanueva. Lo bueno de este sitio es que las bicis las puedes dejar en un gran porche debajo de las habitaciones.
Es lo mejor que se puede encontrar por la zona, porque la verdad es que no hay mucho donde elegir. Las habitaciones están bien, limpias y el trato es bueno, además de casa rural es también bar-restaurante...todo perfecto, aunque sin lujos.

En el apeadero existe un parking donde dejar el coche, ¡ojo!, el acceso a la vía verde no está muy bien indicada....aunque no tiene mucha pérdida.

Apeadero de Aldeanueva de Barbarroya.
Esta vía verde se caracteriza por estar situada en un entorno natural de gran belleza, y por la ausencia de cruces a nivel con carreteras.
Otro atractivo de esta vía verde son las infraestructuras que tiene: Viaductos espectaculares y túneles donde tendremos que, en algún caso, utilizar linternas para poder cruzarlo.

Preparando los bártulos.
3 de Enero 2012, 10:45 am. Llegamos al apeadero de Aldeanueva de Barbarroya, temperatura 3º C, día soleado y sin viento, las heladas nocturnas aún se dejan notar en las zonas de umbría y en los pastos, que todavía continuaban helados.

El río Tajo nos acompaña en esta parte de la vía.
Primer objetivo: el viaducto de Azután o Puente Amador (situado en el km 10 de la vía). Las primeras pedaladas costaron lo suyo por el frío....pero todo fue empezar, ya que sin darnos cuenta habíamos descendido los 70m de desnivel y disfrutábamos del río Tajo a nuestra izquierda.

Puente Amador.
Se nos cruzaron unas liebres y un Colirrojo Tizón nos pasó volando, ahuyentado por nuestra presencia.

Panorámica del puente Amador desde el extremo norte.
Siguiente objetivo: el túnel más largo de la Vía Verde de la Jara (situado en el km 30 del recorrido). Después de haber disfrutado del viaducto y sus impresionantes vistas deshicimos lo andado y comenzamos el ascenso hasta el apeadero de Aldeanueva (nuestro punto de incio) para continuar pedaleando practicamente sin interrupciones.

La pista de la vía es mitad asfalto mitad zahorra compactada.
El paisaje que rodea la vía se caracteriza por dehesas salpicadas con bolos graníticos formando pequeños cerros o estructuras aisladas, en los que pasta a sus anchas la ganadería vacuna.

Parada en el viaducto del Riscal del Cuervo (km 24).
La vegetación está compuesta de encinas y jaras...huele a aire limpio, a tierra húmeda, a pura naturaleza y no se oye nada más que el trinar de los pájaros.

Breve receso en el viaducto del Riscal.
Y por fin, nos topamos con el primer túnel. Ninguno está dotado de luz, aunque en todos los carteles que los anuncian pone que sí, pero es que no....bueno, a lo mejor el día de la inauguración sí y luego los vándalos robaron los cables.

Primer túnel desde el apeadero de Aldeanueva.
Nosotros pensamos que son más interesantes así, sin luz artificial, pero alguno es tan largo que da miedo cruzarlo sin ver donde pisas, 730 m de longitud y para colmo justo en la mitad de él, donde no ves nada de nada notas que hay charcos.

Dentro del túnel.
Es conveniente llevar luces porque como te cruces dentro de un túnel con otros ciclistas sin luces la torta puede ser grande.

Los carteles informativos están presentes en todo el recorrido. Un 10 para la señalización.
El resto de señalización de la vía verde a lo largo de todo su recorrido es inmejorable, todo como debe ser.
Continuamos pedaleando saboreando el olor de la jara siguiendo el valle del río Huso....

Río Huso.
...y otro túnel antes de llegar al siguiente apeadero: el de Nava-Fuentes.

Segundo túnel.
Por fin alcanzamos el apeadero de Nava-Fuentes (km 29 de la vía). En este punto existe una fuente donde poder abasterse de agua y una zona de descanso, la otra fuente más cercana está en Aldeanueva de Barbarroya.

El apeadero de Nava-Fuentes se utiliza para guardar el ganado.

Fuente en el apeadero de Nava-Fuentes
Un kilómetro más adelante alcanzamos el túnel más largo del recorrido (km 30 de la vía), el quinto desde que arrancamos a pedalear en Aldeanueva.

Túnel con 730 m de longitud
Aunque antes de entrar se puede ver la salida, es mejor no engañarse porque una vez dentro del túnel todo está oscuro, no se ve ni torta, es necesario llevar luces, linterna o frontal para evitar chocar contra la pared, puesto que el túnel es curvo.

Encendemos nuestras luces. Se tarda unos 5 minutos en atravesar el túnel.
A la salida del túnel nos topamos de lleno con un viaducto que salva un barranco por el que discurre el río Huso....otra maravilla de la Vía Verde de la Jara.

Viaducto del km 31
Paso por el viaducto km 31
¡¡Objetivo cumplido!!. Damos media vuelta y volvemos a cruzar el túnel. Esta vez aprovechamos para grabar un vídeo que muestra la sensación de oscuridad.



Salimos del túnel y hacemos una merecida parada para comer en el área de descanso de la estación de Nava-Fuentes.

Merendero situado en km 30.
No podemos dejar de enseñar nuestro kit de "supervivencia": un buen bocadillo de jamón serrano con tomate, todo ello regado con aceite de oliva, en un pan auténtico de pueblo comprado en el horno de Aldeanueva de Barbarroya.

Lo que entra en un tupper.
Un clásico en nuestras salidas.
Después del merecido descanso y de llenar nuestros estómagos damos por finalizada la ruta y regresamos a Aldeanueva de Barbarroya.

Culebra en la vía verde.
De vuelta, en mitad de la vía nos topamos con una culebra escalera que estaba calentándose al sol...a la pobre casi la atropellamos pensando que era una rama.

Un poquito más cerca.
Con el río Tajo al fondo.
Finalizamos nuestro recorrido por esta magnífica vía verde donde comenzamos, en Aldeanueva de Barbarroya.
Distancia total recorrida: 38 km.
Duración: 5h , pero con muchas paradas para observar el paisaje y parada para comer.
 
Abajo se puede seguir la ruta desde el puente de Amador...a navegar con Google!.


Ver mapa más grande



No hay comentarios:

Publicar un comentario