Alto Ebro: Geologia, Arquitectura, Cultura y Naturaleza

Esta excursión por tierras burgalesas, palentinas y cántabras la realizamos en el mes de junio del 2006, gracias a la recomendación de un amigo y desde entonces no hemos dejado de explorar esta zona. En cada visita descubrimos nuevos lugares y nos vemos obligados a dejar otros sin visitar por la falta de tiempo, lo que nos anima a regresar para seguir admirando los secretos de estas tierras.
 
Pasamos un fin de semana alojados en la Posada Los Vallucos (en el pueblo de Villaverde de Hito, provincia de Cantabria) y lo recomendamos tanto por la calidad del establecimiento como por su situación estratégica dentro del valle de Valderredible.

Puntos de interés de la ruta.
La primera anécdota del viaje fue llegando en coche al pueblo donde nos alojamos, ya se nos había echado la noche encima, y para colmo comenzaban a formarse bancos de niebla....la visibilidad era muy reducida. Nos extrañó ver "bolas" blancas en la carretera y pensamos que eran piedras, eran algo más pequeñas que una pelota de tenis. La carretera era una de esas comarcales estrechas y sin separación de carriles por lo que íbamos un poco temerosos de Dios por la falta de visibilidad, menos mal que circulábamos despacio porque de repente una de esas "bolas" pegó un brinco y salió de la carretera....¡eran ranas o sapos! y había cientos de ellos en medio de la carretera, así es que para no atropellarlos redujimos aun más la velocidad e intentamos esquivar al mayor número posible de ellos...aun así hubo algunas bajas inevitables.

Carretera CA-275. Cerca de Villaescusa de Ebro.

Sábado

Nuestra primera visita fue a la Colegiata de San Martín de Elines, una de las cuatro colegiatas montañesas que conserva su factura románica. Por estas tierras la arquitectura románica dejó numerosas iglesias y colegiatas de gran belleza.

Colegiata de San Martín de Elines. Siglo XII.
Otra rasgo característico de estos edificios son los abundantes canecillos que adornan las fachadas y que dan su peculiar estilo al edificio.

Canecillos de la Colegiata de San Martín de Elines.
Continuamos ruta hacia Polientes (Cantabria), en dirección a los campos de petróleo de Ayoluengo (Burgos) . Antes de llegar a la localidad de Polientes nos desviamos dirección Rocamundo y para ello cruzamos un hermoso puente sobre el río Ebro, donde hicimos una parada. Esta es una buena zona para hacer un pic-nic, ya que dispone de amplias praderas y un merendero.

Puente sobre el río Ebro.

Continuamos por la carretera CA-757 hacia la comarca de "La Lora", un páramo calizo que se eleva sobre el Ebro y cuyas vistas no dejan indiferentes, subiendo admiramos un par de águilas sobrevolando la zona. Arriba del todo existe un mirador desde donde podemos contemplar un observatorio astronómico y todo el valle excavado por el río Ebro (valle de Valderredible). Aviso a navegantes, en el mirador siempre hace muchiisimo viento.

Mirador de la Lora.

Posteriormente continuamos por la carretera en dirección a los pueblos burgaleses de Argentes de Lora y Ayoluengo.

Camino a seguir para visitar el campo petrolífero de Ayoluengo.

Campo petrolífero de Ayoluengo.

Es el único campo de petróleo en zona terrestre de España (la mayoría de nuestras explotaciones son marinas). Se descubrió por los años 60 y aún hoy se sigue sacando petróleo aunque en cantidades muy pequeñas. Se han extraído hasta la actualidad 17 millones de barriles de petróleo de este campo.

Extracción mecánica de petróleo. Al fondo aerogeneradores....energías renovables frente a no renovables.
El petróleo se encuentra en rocas del Jurásico final (llamadas Facies Purbeck), concretamente en areniscas creadas por ríos meandriformes que forman barras fluviales. Estas barras se encuentran entre arcillas impermeables y además desconectadas entre sí, entonces....¿cómo llegó el petróleo a estas arenas? la explicación a este misterio la tenemos en la red de fracturas que existe en la zona. El petróleo ha viajado a través de fracturas y se ha quedado entre los granos de las areniscas jurásicas.

En la actualidad, el petróleo se extrae y se almacena en depósitos hasta que pasa un camión a recogerlo. No existe un oleoducto.

La peculiaridad de este almacén de petróleo es que las barras de areniscas están aisladas unas de otras por lo que se han tenido que perforar unos 48 sondeos para poder extraer el oro negro.

Perfil geológico del almacén de Ayoluengo.


No muy lejos del campo petrolífero existe un afloramiento de rocas del Cretácico superior (areniscas de Facies Utrillas) en donde se pueden ver como están completamente empapadas en asfalto. Lo que denominamos un indicio de petróleo....Allí nos dirigimos!!

Camino a seguir para llegar a los indicios de petróleo que afloran en superficie.
Como mencionamos antes el petróleo de Ayoluengo procede de unas areniscas del Jurásico superior, pues bien, ahora veremos que el petróleo también se metió en unas areniscas del Cretácico superior (las famosas arenas Utrillas).

Afloramiento de las arenas cretácicas.
El aspecto de la roca es blanquecino debido a la oxidación del petróleo. Cuando se rompe la roca aparece claramente el color negruzco.

Areniscas rellenas de hidrocarburos. Arenas asfálticas.
Justo enfrente del afloramiento hay una granja de burros deseosos de que alguien les salude y acaricie.

Granja de burros.
Después de esta parada decidimos acercarnos a comer al pueblo palentino de Aguilar de Campoo para reponer fuerzas, visitar su iglesia románica, el castillo....y por supuesto su famosa fábrica de galletas (con tienda de venta al público y ofertas inmejorables).

Fabrica de Galletas.
Llegar a Aguilar de Campoo es una delicia para el olfato, todo el pueblo huele a galleta porque la fábrica de galletas Fontaneda está allí, aunque hoy en día pertenece al Grupo Siro.

Después de llenar el estómago lo mejor es dar un paseo y visitar la ermita de Santa Cecilia y el castillo.

Ermita de Santa Cecilia y el castillo al fondo.
Ermita de Santa Cecilia. Románico tardío.
Plaza de Aguilar con la colegiata de San Miguel al fondo.
Bajada ya la comida y mezclando geología-paisaje-arquitectura decidimos ir al pueblo de Camino para ver las rocas que generaron el petróleo de Ayoluengo, y de paso ver el nacimiento del río Ebro y la colegiata de San Pedro de Cervatos con sus canecillos eróticos....¡Qué más se puede pedir para un solo día!

El petróleo de Ayoluengo se encuentra en unas rocas del Jurásico superior,  ¿pero de donde viene? porque que sepamos las arenas no generan petróleo, solo lo almacenan. Los hidrocarburos se forman a partir de una roca que posea un alto contenido en materia orgánica y haya sido expuesta a altas temperaturas y presiones. Lo estudios geológicos han dado con el origen del petróleo de Ayoluengo: unas margas negras conocidas como Lías margoso, estas margas afloran en la carretera que llega a la localidad de Camino.
Foto tomada desde el pueblo de Camino hacia el sur. Al final del valle afloran materiales Triásicos y según ascendemos por la carretera aparecen los sedimentos Jurásicos.
Examinando las rocas se aprecia su color grisáceo a negro lo que indica un alto contenido en materia orgánica.
Los bancos de calizas tableadas son frecuentes en las rocas jurásicas.
El aspecto oscuro de la roca indica su alto contenido en materia orgánica.
Aprovechando el buen día dimos un paseo para reconocer la serie jurásica en busca de registro fósil, muy abundante en este tipo de rocas.


En busca de contenido fósil.
¡¡Premio!! encontramos una fina capa llena de braquiópodos (Rynchonellas) que confirman la edad jurásica de los sedimentos.

Capa de margas con fósiles.
Fósiles de Rynchonellidos (Braquiópodos) formando una lumaquela.

Visto el origen del petróleo de Ayoluengo, dejamos la Geología de lado y nos vamos al nacimiento del río Ebro, situado en la localidad cántabra de Fontibre, cuyo topónimo lo dice todo.

El nacimiento del río Ebro en Fontibre.
Sin entretenernos en demasía, seguimos camino del pueblo de Cervatos para admirar su Colegiata.
Nada más llegar encontramos las indicaciones de cómo llegar a la Colegiata de San Pedro.

Colegiata de San Pedro de Cervatos. Siglo XII.
Además del marcado estilo románico y su belleza, si nos acercamos a la fachada no podremos dejar de contemplar cada unos de sus bien conservados canecillos eróticos, que casi rayan el porno...para muestra un botón, dejamos unas fotos de detalle.

Canecillo

Canecillos eróticos de la Colegiata de San Pedro de Cervatos.

Fachada de la Colegiata de San Pedro de Cervatos.

De vuelta al hotel decidimos aprovechar las últimas horas de luz para hacer alguna parada más: Iglesia rupestre de Santa María de Valverde.

Iglesia rupestre de Santa María de Valverde
Además de las iglesias románicas encontramos numerosas iglesias rupestres excavadas en la roca, concretamente en areniscas poco cementadas y fáciles de labrar. Son ermitas que sorprenden por su sencillez.
Campanario.

Tumbas en el techo de la Iglesia.
Finalizamos el día tomando unas merecidas cervezas en el pueblo de Polientes.

Domingo, último día.

Recogemos los bártulos del hotel rural y comenzamos nuestra andadura en la localidad de las Presillas (Cantabria) para visitar el eremitorio excavado en la roca.

Camino hacia el Eremitorio.

Aunque no llega al kilómetro de distancia, el paseo engaña.

El camino hacia el Eremitorio es un cortafuegos.
Eremitorio excavado en la roca.
 
Para ver el interior es necesario subir por una escalera.
El interior del Eremitorio. Se puede apreciar que está excavado en depósitos fluviales meandriformes.

Terminada la visita volvemos al coche y nos dirigimos hacia el pueblo de Orbaneja del Castillo. El pueblo se sitúa en un meandro labrado en calizas cretácicas cuya parte superior está fuertemente karstificada.

Orbaneja del Castillo se encuentra en un meandro del río Ebro y forma un anfiteatro natural de gran belleza.

El pueblo en si mismo es precioso, pero además cuenta con una surgencia de agua que sale de la roca y alimenta un manantial. En su recorrido hacia las aguas del río Ebro forma una serie de edificios tobáceos que dan lugar a unos saltos de agua de enorme belleza.

Tobas calcáreas formando terrazas y cascadas de agua
El origen de este manantial tiene lugar en una surgencia kárstica que podemos visitar ascendiendo por las calles del pueblo hasta el farallón rocoso.




 

Subida hacia la surgencia de agua del pueblo.

Sendero que nos lleva al farallón rocoso desde donde podremos contemplar unas vistas impresionantes.

La parte superior de las calizas presenta una fuerte karstificación. Estos terrenos hacen las delicias de los Buitres Leonados.
En la plaza del pueblo existen unos restaurantes-bares donde se puede tomar un refrigerio.

Seguimos ruta hacia nuestro próximo objetivo: Poza Azul, en la localidad de Covanera. De camino hacemos una parada en el pueblo de Pesquera de Ebro, para admirar el puente medieval y la Ermita de San Antón.

Puente medieval y Ermita de San Antón en Pesquera de Ebro.
La Iglesia de Pesquera tampoco deja indiferente, a veces las esculturas religiosas dejan los pelos de punta.

Iglesia de Pesquera de Ebro.

Los escudos heráldicos están muy presentes en las fachadas.

En la localidad de Covanera se encuentra otra de las maravillas de estas tierras, una surgencia karstica que da lugar a una poza conocida como Poza Azul, por su intenso color azul.

El camino hacia Poza Azul está bien indicado.
Se llega en 10 minutillos andando. Unos 400m de recorrido cómodo.
Poza Azul.
El color de las aguas es espectacular.

Y después de esto vuelta a casa.